Los mejores negocios en línea para 2022

Crear un canal de YouTube/TikTok

Con la llegada de los espectadores de YouTube y los TikTokers, la creación de contenidos de vídeo se ha convertido en algo factible para lanzar un negocio en Internet. Varios canales han convertido la plataforma para compartir vídeos en una fuente de ingresos de seis cifras. Crear un Canal de Youtube o Tiktok es la tercera opción a nivel mundial, solo después del comercio electrónico.

Los comercios electrónicos como LUCIRA.ES tienen una oportunidad de crecimiento bastante amplio para este y los años próximos, recuerda visitar https://lucira.es.

El youtuber como negocio online de primer orden

Hay muchos temas de vídeo diferentes para hacer, y muchos de ellos se pueden hacer en casa. Reseñas de productos, comentarios de respuestas, tutoriales de software e instrucciones de cocina son algunos de los ejemplos. También se pueden hacer vídeos cortos e interesantes que aprovechen las tendencias actuales y consigan muchas visualizaciones y likes.

Si quieres ser un YouTuber, tendrás que centrarte en conseguir 1.000 suscriptores y 4.000 horas de visionado en los primeros meses. De este modo, podrás entrar en el Programa de Socios de YouTube. Sólo después de eso se te permitirá utilizar AdSense para monetizar tu canal.

Si quieres ganarte la vida a tiempo completo con sólo un millón de miembros, es mejor que intentes el crowdfunding, el marketing de afiliación u otros métodos. Un Youtuber con un millón de seguidores gana una media de 5.000 dólares al mes.

Empezar un negocio de dropshipping

Puedes colaborar con un proveedor para vender sus artículos en tu web bajo un modelo de negocio de dropshipping. El vendedor se encarga de promocionar la mercancía al consumidor, mientras que el proveedor se encarga del almacenamiento y la entrega.

Como la gestión del inventario no se ve afectada, el capital inicial suele ser menor. El coste medio de la creación de un sitio web de dropshipping es de unos 150 dólares, que cubre el alojamiento en Internet, un nombre de dominio y la pertenencia al directorio de proveedores.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que no es posible determinar la calidad de los productos ni controlar el trayecto en tiempo real. Una buena sugerencia es verificar con los proveedores antes de trabajar con ellos para evitar problemas.